19 marzo, 2017

Si luchas puedes perder .....y eso no es una opción

Releo con interés algunos párrafos subrayados del libro del Mago More (superpoderes para gente normal) y me vuelvo a topar con una frase 

Si luchas puedes perder, si no luchas estás perdido

La vuelvo a subrayar, y me pongo en modo mindfulness, sin objetar, dejando pasar los pensamientos buscando significados y buscando aplicaciones.

Y empiezan a  aparecer imágenes, lo primero una frase, lo segundo una historía de Ramón Arroyo,  una persona con esclerosis múltiples que explica su historia y su lucha para acabar una ironman,  en un libro y una película "rendirse no es una opción" 

Así pues, me quedo con la segunda reflexión 

¿Es rendirse una opción ?

Y mi  cabeza vuelve a dar vueltas, y pienso el " El mundo amarillo" de Albert Espinosa, que narra su historia cuando le diagnosticaron cancer de huesos siendo niño y que habla de "los amarillos", aquellas personas que estando junto a tí, van a hacer cambiar radicalmente lo que piensas.  

La tercera reflexión 

¿piensas luchar solo o vas a buscar "amarillos" (aliados)?

Sigo divagando y recuerdo el último libro que he leído, una joya rápida, de no más de 90 minutos, "¡ Aquí no hacemos las cosas así!" de Jon Kotter , donde explica de forma muy pedagógica, como un grupo de suricatas resuelve una difícil papeleta:

Cuando ya no encuentras soluciones, dentro, sal fuera a buscarlas

Así pues, en un mundo digital y acelerado, donde si te quedas quieto, date por muerto (Mago More) hay que tener claro que no puedes rendirte - no se hacen prisioneros, lo siento ... aquí no aplica la convención de La Haya - (Ramón Arroyo), que tendrás que buscar Amarillos - gente en quien apoyarte en todas partes, pero que sean sobre todo buena gente  (Albert Espinosa) porque, como los suricatas (Kotter), muchas de las soluciones no están dentro, si no fuera.


Como personas, enfrentamos grandes desafíos, nuestro mundo está cambiando mucho, y cuando todo gira a nuestro alrededor de forma acelerada es cuando toca, más que nunca, detenerse a pensar 5 minutos (detenerse no es parar, ojo ....) y poner nuestros pensamientos en orden, porque como dijo Bernie Sanders hace unos días 
Perder la esperanza, no es una opción